Ale Ugalde/ octubre 12, 2018/ Blog

¿TOLERANCIA O EMPATÍA?

“Deberías intentar ser más tolerante”

“¡No te enojes! Qué poco tolerante eres”

“¿Vieron que aunque tuvo el problema, no gritó? Es que es muy tolerante”

¿Has escuchado o te han dicho alguna de estas frases?

Me gustaría que nos detuviéramos a reflexionar sobre esto.

Tolerar puede considerarse sinónimo de aguantar, de soportar, de quedarse callado aún cuando no estás de acuerdo con alguna situación e inclusive: quedarse callado aún cuando esa situación te afecta de alguna manera.

Ok, detengámonos un momento y ahora reflexionemos sobre la palabra “empatía”

Una definición de diccionario, nos dice que empatía “es la participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella, generalmente en los sentimientos de otra persona”; es ser capaz de sentir las emociones experimentadas por el otro. Ser empático es ponerse en el lugar del otro.

El que tolera, soporta situaciones aunque en el interior siente hartazgo o enojo. Tolerar es no estar de acuerdo…y quedarse callado.

El que siente empatía, comprende el porqué de las acciones del otro, quizá no está de acuerdo pero comprende… y desde la comprensión nulifica todo juicio negativo y ya sin enojo ni hartazgo, puede decidir si sostener la situación o retirarse.

Evitar los juicios disminuye enojos y pleitos.

El que tolera…llega a un punto en el que explota.

El que es empático…actúa desde el corazón.

Cambiemos nuestras acciones:

“Intentemos ser más empáticos”

“No nos enojemos, comprendamos el porqué de la acción”

“No esperes a explotar de hartazgo, dialoga con empatía”

No se trata de aguantar sintiendo opresión, se trata de comprender con el corazón…y desde ahí tomar la mejor decisión.

Namasté

Ale Ugalde

Share this Post