Ale Ugalde/ diciembre 27, 2016/ Blog

Seguramente te habrás dado cuenta que al pensar en yoga, inmediatamente llegan a tu mente imágenes de cuerpos en diferentes posiciones; al buscar videos lo que nos muestran en la mayoría de las ocasiones es la manera de hacer tal o cual postura, cómo llegar a ella y cómo desarmarla, hasta dónde va el pie y hacia dónde debe dirigirse la mirada; incluso nos enseñan a utilizar apoyos y algunos más nos dicen cuánto tiempo o cuántas respiraciones debemos mantener la postura.

¿Pero será eso todo lo que yoga tiene para enseñarte?

¿De verdad hacer yoga es mover tu cuerpo durante 45 o 60 minutos y al terminar tu clase salir a tu día cotidiano sin que nada más haya sucedido?

Te invito a que juntos reflexionemos los aspectos que se trabajan en las posturas de yoga:

yoga_posturaUna sola postura puede requerir FUERZA, EQUILIBRIO, FLEXIBILIDAD, ENFOQUE, ARRAIGO; al hacer esa postura tu cuerpo y tu mente se enfocan en darle a la postura lo que necesita, pero tu trabajo no queda solo ahí; en un plano más sutil, más interno de tu ser están llegando también esos mensajes; internamente trabajamos lo que externamente se observa.

¿Entonces al mismo tiempo que mi cuerpo se fortalece, mi interior se fortalece?

¡SI!

Y lo mismo sucede con el equilibrio y la flexibilidad, la atención, la calma etc…

Esta es la maravilla del yoga: paulatinamente van sucediendo cambios internos imperceptibles pero una vez que la conciencia toma control, se vuelven visibles y entonces sí… no hay marcha atrás.

La próxima vez que estés en tu clase de yoga y te encuentres haciendo Guerrero 2 piensa en todo lo que la postura te está regalando; disfruta el proceso de aprender a plantarte firme en cualquier situación, de encontrar el punto en el que el equilibrio se vuelve cómodo y seguro, percibe la fortaleza de tu centro y la elongación de tu columna que en una dualidad de esfuerzos levanta el torso y mantiene firme la otra pierna pero sobre todo disfruta la calma que te mantiene ahí, el tiempo que sea necesario hasta que la postura haya hecho su trabajo en ti.

Namaste

Ale Ugalde

Share this Post